BIENVENID@

"Que los caminos se abran siempre a tu encuentro, que el viento sople siempre a tu espalda, que el sol brille templado sobre tu rostro, que la lluvia caiga suave sobre tus campos. Y que, hasta que volvamos a encontrarnos...Dios te guarde en la palma de su mano". (Bendición Celta)

13 marzo 2007

SI TENEMOS SUERTE…

Era el tercer día del año. Hacía frío a las diez de la noche. La madre y el hijo hablaban en la cocina junto a la lumbre mientras recogían los platos de la cena. El padre veía la tele al lado, en la salita. La hija había vuelto a la ciudad el día anterior, después del paréntesis navideño.
La madre miró al hijo a los ojos y le dijo:

- A ver si este año que empieza tenemos suerte.

El hijo le devolvió la mirada tiernamente y se oyó decir.

- Madre. YA tenemos suerte. Puede que no nos sobre el dinero. Quizá no tengamos los mejores trabajos. Pero acabamos de pasar La Navidad juntos. Siempre que podemos lo estamos. Nos queremos. Tenemos este techo acogedor cuando regresamos a vuestro lado. Tenemos salud. Lo importante es eso. Es lo bien que estamos cuando estamos juntos.
Lo que importa es reír, hablar, disfrutar de nuestra compañía: es lo único y lo más preciado que nos vamos a llevar.
Mira “fulanito” o “menganita”: tienen dinero a espuertas, trabajos fantásticos y siempre están peleados. No se juntan nunca. No hablan, no se ríen, no pasean juntos por los campos o siembran patatas, no plantan castaños o hacen empanadas, no se regalan detalles por Navidad…
Nosotros sí.
Madre: ya tenemos suerte. Que deseemos que haya cosas que se arreglen este año, claro: siempre es bueno que las cosas mejoren. Pero yo ya me siento el hombre más afortunado del mundo por tener la familia que poseo. No necesito más suerte. Me tocó la mejor de las loterías el día que nací en este hogar y os conocí.

Madre e hijo se abrazaron emocionados. La madre se fue a la salita con el padre y el hijo quedó leyendo al calor de la lumbre.
Se sentía inmensamente afortunado.

14 comentarios:

Bruja dijo...

Si, tenemos suerte. Pero y si tenemos suerte...?, solo una poquita, aunque sea temporal, sólo para empezar. Persíguelo. Besos

El Churruán dijo...

Algunas navidades yo me agobio de estar en familia demasiado tiempo, quizás porque suelen surgir roces. Pero en cuanto pasen unos años, sé que me arrepentiré profundamente de lo que acabo de escribir.

PícoraViboríta dijo...

Que bonito escribes!!!

A veces no valoramos en profundidad las pequeñas cosas que poseemos y que en definitiva suelen ser las más importantes.

Si nos parasemos a pensar más a menudo, tomaríamos conciencia de que lo realmente valíoso es aquello que tenemos de forma gratuita... Y es que es cierto que no hay que confundir VALOR y PRECIO...

Para muestra un botón... los escritos que TÚ generosamente nos regalas!!!
Sólo añadir...Muchas gracias!!!

Feliz semana.

Besos mil.

la pequeña tortuga dijo...

Verdad de la buena

Yo también me dí cuenta de eso y desde entonces trato de pasar el mayor tiempo posible con mi familia porque como no durará siempre, quiero aprovechar ahora y que no se me escape ni un segundo de estar con ellos

Abrazos y si no tienes inconveniente, me pasaré por tu espacio más a menudo

Pedro dijo...

Pues sí, tienes toda la razón. Y coincido con picoraviborita.

Por desgracia creo que el inconformismo forma parte esencial de la naturaleza humana y no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos. Siempre estamos pensando en lo que nos falta, somos muy egoístas y no valoramos nuestra inmensa suerte, a pesar de los pequeños sinsabores.

Y conste que esto lo digo más bien para autoconvencerme, porque soy de los que siempre ve la botella medio vacía, pero cada uno es como es y la esencia no se puede cambiar.

Por fin he podido acceder a tu antiguo blog y me estoy poniendo al día. Sigue así.

Saludos

Amuitz dijo...

Afortunados...
y que dure lo que tenga que durar.

Nando dijo...

Si... tengo suerte de que te cruzases en mi camino hace casi un año para poder compartir contigo multitud de cosas, de mensajes, de cariño... de ALEGRIA!
Grino... siempre juntos...
Nando

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Lo más importante, lo esencial, siempre son cosas pequeñas, a las que no damos importancia hasta que dejamos de tenerlas. Es lo que Ciudadano Kane (Orson Welles), que tenía todo, llamaba "Rosebud".
Las cosas sencillas, casi siempre son las más importantes. Un abrazo.

pe-jota dijo...

Ainssss!!!!!!!!!, Lobo, te ha quedado un tanto de algodón de azúcar......

Chica fina opina dijo...

Las cosas más cercanas, ls que tenemos en nuestras narices a diario son las que a menudo menos valoramos, hasta que nos damos cuenta de la suerte que tuvimos y que perdimos...por eso es importante darse cuenta a tiempo.

Da Vinci dijo...

Con tanta preocupación por el porvenir, pocos disfrutan del presente. Tantas ganas de conseguir más y más que se pasan la vida infelizmente esperando.

Miremos hacia adentro, ahí reside la verdadera riqueza. Cuando volvamos los ojos hacia el exterior, veremos que somos inmensamente afortunados.

sinfonia agridulce dijo...

yo tb me siento orgullosa de tener la familia q tengo, quizás no me la merezca...

kss pequeño

Santo dijo...

En este trajín diario en el que los niños van y vienen con la mochilita de fin de semana o son niños microondas, niños televisor,niños llavecolgadita al cuello...(-"cuando llegues te calientas un colacao en el micro, eh?")la gente acalla su mala conciencia ,la de pasar poco tiempo con ellos ...llenándoles de cosas inútiles la vida.Cosas, cosas, y actividades a veces absurdas y estresantes...Podrán ponerles ese barniz...pero olvidaron la esencia.Nos habremos convertido en una fábrica de potenciales psicópatas?...se nos ha escapado lo más importante.
La familia, esa con la que compartimos tiempo,esos seres que nos estuvieron cercanos y nos amaron de verdad, nos enseñaron el amor...
Los seres queridos cercanos nos transmitieron e hicieron solidificarse en nosotros los v a l o r e s y eso no se compra con dinero....para todo lo demás....
Tienes suerte, sí
Definitivamente la tenemos.
Un abrazote,Santo

un-angel dijo...

Bueno, es verdad... la mayoria tenemos muy equivocado el concepto de lo que supone la fortuna y no damos importancia a lo que de verdad importa...
Un abrazo, lobo querido.
(¿Ves como no me estoy pervirtiendo? jaja)