BIENVENID@

"Que los caminos se abran siempre a tu encuentro, que el viento sople siempre a tu espalda, que el sol brille templado sobre tu rostro, que la lluvia caiga suave sobre tus campos. Y que, hasta que volvamos a encontrarnos...Dios te guarde en la palma de su mano". (Bendición Celta)

03 noviembre 2007

¿DERECHOS A LOS ANIMALES?...

A veces uno descubre sitios de Internet curiosos.
De forma casual llegué a una página que piden derechos para los animales. La idea en si misma me parece una solemne bobada. Son páginas que tienen como base el pedir que se acabe con los toros. En ello coincido totalmente con ellos. El mundo de los toros es una aberración impresentable que recuerda demasiado una España que algunos queremos lejos. Encontrar divertido/interesante la observación impúdica del sufrimiento y muerte de un animal es lo último. Y luego algunos de los que van a los toros se rasgaron las vestiduras cuando aquel señor gallego dio unos cuantos palos a un perro que le había destrozado las gallinas: incomprensible...

Lo malo de estos grupos antitaurinos es que van a un extremo absurdo llegando a abogar por el vegetarianismo, la no experimentación en animales y demás. Con esto pierden la credibilidad y la fuerza en la lucha antitaurina.

No pude por menos que enviarles unas reflexiones.

Y luego me metí un buen chuletón entre pecho y espalda a su salud. Que la hierba está bien y es bonita para verla en los prados pero donde esté una buena tajada de carne bien hecha...


"Buenas
He descubierto esta página por casualidad.
La verdad es que uno se sorprende y tiende a pensar que estas páginas tienen bastante de broma. Dejando a un lado ya que en un mundo en el que muchas personas carecen de derechos pedirlos para los animales es, cuanto menos, algo obsceno.

¿Derechos para los animales?. ¿Porqué?. ¿Los animales nos han pedido que les "otorguemos" derechos?. Y si lo hacemos ¿qué derechos deben tener los animales? ¿tal vez derechos humanos?. A fin de cuentas no conocemos otros ya que es lo que somos. Pero ¿y si los animales quisieran tener derechos que no coincidiesen con nuestros parámetros?. Me parece de una soberbia y de una falta de respeto infinitas eso de querer "dar" derechos a los animales cuando ellos no nos los han pedido. Simplemente están.
Les recuerdo que los animales no tienen derechos porque no tienen conciencia de sí mismos. El ser humano en el momento en el que posee conciencia de serlo (allá por el Homo Habilis que es cuando una parte del cerebro se desarrolla y surge el pensamiento abstracto) empieza a reflexionar lo que le llevará, miles de años después, a redactar la Carta de los Derechos Humanos. Bastante reciente, por cierto...
Los animales sólo poseen instintos. Saben que sufren e intentan sobrevivir por simple instinto natural. Pero carecen de la conciencia de algo más.

Con todos mis respetos. Esto es absurdo.
Siempre he sido absolutamente favorable a que se acabe con tradiciones salvajes como los toros. Pero sinceramente, creo que más por la connotación política de evocación de una España casposa de la pandereta y fascista que por pensar en los toros en sí. A fin de cuentas no deja de ser un animal: no me preocupa en exceso. Quizá el "Toro de la Vega" es lo que veo como más salvaje. Eso sí.
Eliminar los toros sí. Ahí coincido con ustedes.
Pero ¿el resto?.

O sea que según su filosofía para que los animales deban "tener dignidad" ni siquiera podemos comer carne...¡Alucinante!.
Una pena que las cosas no funcionen así.
De esto podemos extraer varias reflexiones.

1- Si el ser humano deja de aportar a su organismo los nutrientes necesarios de la carne animal ¿cómo los obtiene?. Al no obtener tales nutrientes puede llegar a desaparecer. En ese caso entre mi vida o comerme un cerdo evidentemente: el jamón y el chorizo están de fábula y son uno de los placeres de la vida. Simple cuestión de supervivencia natural, vaya.

2- Muy bien. Aceptemos que el ser humano pudiese vivir sin el aporte de nutrientes que proporciona la carne animal. Para ello tendría que alimentarse de plantas. Pero si los animales sienten, sufren o tienen dignidad, ¿porqué no va a ocurrir lo mismo con las plantas?. Y en ese caso ¿porqué no aparecer grupos como este en defensa de que no pueda comerse una lechuga a la que seguramente le duele que la arranque y me la coma?. Llevado al extremo no podríamos alimentarnos de nada que no fuese la recolección o los animales y plantas muertas: otra interesante manera de acabar con la especie humana ya que no está preparada para tal cosa. Su evolución le ha situado en un peldaño de la escala trófica en el que sobrevive gracias al consumo de animales y plantas básicamente cocinados y elaborados.

3- Perfecto. No probemos productos estéticos...ni médicos...en animales. Yo optaría por probarlos en votantes del PP, pero a alguno no le va a gustar. Si no hacemos pruebas científicas en animales y no nos dejan hacerlas tampoco en peperos ¿cómo nos lavamos la cara?. Y si nos falta higiene aparecen enfermedades. pero si no podemos probar los medicamentos en nadie si quedaba algún humano vivo de comer carroña y bellotas nos lo acabamos de cargar. Hacer pruebas en animales (desde jabones hasta vacunas) es necesario para la supervivencia humana.

4- Es cierto que las modernas maneras de explotación de la carne animal tienen mucho de "agresivas". Pero es lo que tiene la sociedad actual. Y gracias a ello puedo enviarles este correo electrónico.
Me crié en un pueblo donde los cerdos, las gallinas, los conejos o las vacas destinados al consumo humano eran tratados con una dignidad, tanto en vida como una vez sacrificados, de los que adolecen los animales de las granjas. Pero resulta que criar un pollo te costaba más de medio año. Si ahora siguiésemos aquellas pautas tan sanas comería sólo una parte de la población y sólo muy de vez en cuando.
Pero incluso en las sociedades rurales, así como en las sociedades primitivas o en épocas antiguas en las que los animales pertenecían a la esfera de lo sagrado siempre han sido sacrificados para el consumo humano.
La antropología humana lo lleva impreso en los genes. Los pueblos indígenas o los hombres del Neolítico que cazaban búfalos o mamuts les pedían perdón por hacerlo. Pero lo hacían. Es lo que tiene ser humano: que al estar en la cima de la cadena trófica necesita el consumo de carne animal para sobrevivir.
Y en el momento actual esa carne se cría hormonada en granjas, se mata en mataderos industriales y se vende en paquetes de plástico en supermercados. Todos queremos tener la panza llena para reflexionar "sobre los derechos de los animales" o para conectarnos a Internet...

5- Igual que con la comida. Perfecto. No nos vistamos con prendas animales. Pero ¿y si el lino o el algodón sienten y sufren?. No es descabellado pensar tal cosa. En tal caso vayamos desnudos pero ¿y cuándo llega el invierno?, ¿y los pueblos que viven en lugares fríos donde no crece ni lino ni algodón ni nada?, ¿se mueren de frío?, o tal vez ¿emigran a climas donde se pueda ir desnudo todo el año?. En ese caso la superpoblación en esos lugares, unida a que no podríamos comer animales ni plantas llevaría a la extinción del ser humano...o a la antropofagia como alternativa. Siempre pueden hacerse criaderos de humanos (pero ahí dejemos a los peperos fuera: que la carroña no es comestible) para no tener que hacer sufrir a los animales...

Todo esto no son disparates: se trata simplemente de sus teorías llevadas al extremo de la coherencia absoluta...

6- Otro tema es el del concepto "animales de compañía". Totalmente demencial. La compañía de una persona debe ser otra persona, un libro, su propio ingenio... Y si no lo es esa persona tiene un serio problema proyectado sus carencias en un pobre bicho que no sabe de que va el asunto. La utilización de un animal para que "me acompañe" me parece algo absolutamente descabellado (aparte de antihigiénico, por supuesto).
Los animales de compañia no son más que una especie de muñecos con vida propia para satisfacción de mentes ancladas en la infancia. Los gatos deben tenerse si son útiles para cazar ratones (por eso fueron domesticados allá en el Neolítico) y los perros si sirven para guardar la casa, para guiar al ciego, para tirar de un trineo, o para ayudarnos a pastorear los ganados...Tenerlos para que "hagan compañía" y nos diviertan es arrancarles la dignidad. Mucho peor que matarlos, comerlos y ponernos su piel. Además lo destrozan todo, huelen mal y la casa queda llena de pelos, babas y suciedad.

Soy ecologista. Respeto el medio ambiente como el que más. Tengo una cosmovisión absolutamente franciscana. Totalmente antitaurino. Reciclo. Consumo responsablemente. Como senderista que soy disfruto de paseos por los bosques contemplando lobos, corzos, ciervos, jabalíes, o águilas libres. Es un espectáculo fabuloso.

Pero cuando bajo de la montaña de contemplarlo y vivirlo, también disfruto de un buen chuletón asado, de unos callos o de un plato de jamón serrano. También es un espectáculo para el olfato y el gusto totalmente inigualable. La ensaladita de la pobre e ignorada lechuga sin derechos la dejo para otros momentos menos intensos...

Ah, se me olvidaba: yo también soy vegetariano: sólo como animales que comen hierba. Jamás me he zampado un león, un tigre, o un lobo... :)

Como ven el tema es muy complejo".

9 comentarios:

Bruja dijo...

¿Qué quieres que te diga?, derecho a que no sufran gratuitamente, derecho a no ser abandonados, ¿por qué no?, a mi me pareció indignante lo que aquel «animal» gallego, con perdón para los animales y los gallegos le hizo al perro, y me parece que ese personaje debería tener una sanción, igual que me parece una barbaridad que un «gilipollas» de esos que tanto abundan se compre un perrito y en cuanto crece lo abandone, o permita que su perrita tenga cachorros y tire estos a un contenedor de basura. Esos son los derechos que yo les concedo a los animales, como seres vivos que son merecen un respeto y el hecho de que nosotros seamos la especie «superior» (JA)no nos da derecho a maltratar a los bichos, ni a hacerlos sufrir, ni a matarlos, ni siquiera a hacer experimentación gratuita con ellos.

Tendremos que cuidarlos son necesarios para este planeta, claro que esto choca directamente con los intereses humanos, tan volcados como estamos en destrozar todo lo que nos rodea.

Por cierto, los toros no se los inventó Franco, aunque a mucha gente le parezca mentira este país tiene una larguísima historia anterior a ese asesino. A mi los toros no me recuerdan en concreto una época que hubiera sido mejor que no existiera, simplemente me parece una barbaridad, aunque he de confesar que no me importaría que existieran si no los picaran ni los matarán, sólo el hombre y el toro (íntegro, sin que se desangre) y el que se quiera poner delante, allá penas.

lobogrino dijo...

Vaaale. Acepto tus matices.
Ya hemos hablado sobre lo del señor gallego (considero peor el que lo gravó, no hizo nada y luego vendió el video en la tele aparentando "querer mucho a los animales"). Tengo claro que si un perro me destroza las gallinas es lo último que va a hacer. Aunque quizá hay métodos menos expeditivos que una paliza. Pero también comprendo (y en parte justifico) que debe ser jodido llegar y encontrarte con el gallinero muerto pq el perrito "queria jugar"...

Claro que los toros no los inventó Franco. Pero en el franquismo se potenciaron. El sufrimiento inútil de un animal que no ha hecho nada me parece una salvajada. Si además ese sufrimiento fue vendido como "Fiesta Nacional" (?!) por el Cerdo Traidor y los suyos, más.
La lucha de un hombre y un animal (tendríamos que irnos a la Creta minóica, muy anterior a la dictadura)como iguales no me da ni frío ni calor: simplemente me resulta indifetente.
Sigo asociando toros y "Olé", banderas españolas, franquismo, país retrasado que exporta a los ricachos americanos una necedad, a Ava Gadner saliendo en el NO-DO riendo mientras el país lloraba sangre con la bestia en el poder...

En todo caso la crítica del escrito, y me conoces de sobra como para saberlo, va por otros derroteros.
El siguiente creo que te gustará más: vuelvo a los orígenes...
;)

frantic dijo...

¡Huy, madre! ¿Y yo qué te contesto? Soy vegetariana, antitaurina y me encantan los animales, aunque espero que me sigas considerando tu amiga, je, je.

Tienes razón en que todo extremismo es incomprensible pero el respeto a los animales no es incompatible con el respeto a las personas.

Soy vegetariana pero no me parece mal que la gente coma carne. Lo que me parece mal es la forma en que se cría a los animales destinados al consumo humano. Por cierto, los resultados de mis análisis de sangre suelen ser la envidia de casi todos los omnívoros que me rodean.

No me parecería mal que se experimentara con animales si esas pruebas no implicaran un trato cruel. Es decir, para probar si, por ejemplo, un rimmel produce conjuntivitis bastaría con echarles una gota en los ojos para ver si les pican, en vez de empezar a ir probando a ver con cuanta cantidad se quedan ciegos, tal y como se hace ahora.

Precisamente, porque adoro los animales, me niego a tener un animal de compañía ya que no tengo ni el tiempo ni los medios necesarios para ocuparme de ellos y me parece inmoral tener, como muchas personas lo hacen, un perro para tenerlo encerrado en casa todo el día, para darle de comer piensos y demás guarradas en vez de alimentarlos como es debido, o lo que es peor, abandonarlo cuando el "capricho" ha dejado de ser gracioso o sacrificarlo sólo porque se te mea en el piso porque no tienes tiempo de sacarlo a pasear.

Por supuesto, en caso de supervivencia, antes primaría el interés de las personas que el de los animales, pero no dándose este caso, nada nos da derecho a maltratar gratuitamente a un animal.

En fin, esta es mi opinión y como tal la expreso. No pretendo intentar convencerte de nada pero como sé que te encanta debatir y, afortunadamente, eres una persona con la que es un placer hacerlo, me permito esta modesta aportación.

Un abrazo.

Bruja dijo...

Lobo. A lo mejor había que castigar al personaje aquél por dejar el gallinero abierto o accesible al perro, que no es culpable ya que ha seguido sus instintos, como no es racional pues no calibra que jugando puede hacer daño, culpa de ese ser superior llamado «humano».

En cuanto a las banderas españolas ya que me conoces tan bien y como sabes que soy más comunista que otra cosa, te diré que mi bandera es la española, que también tiene toda una historia que se remonta a Carlos III (creo) y que no se la inventó Franco, la bandera me ofende con un pollo o con un toro, pero con el actual escudo me representa a mi igual que a otros y sólo tiene una función simbólica. En cuanto a la Republicana cumple su función reivindicarla y por lo tanto me gusta más.

Frantic soy omnívora y mis análisis también son envidiables. Creo que está demostrado que a medida que envejeces el cuerpo te pide más verdura, fruta y pescado que carne, y a mi me gusta mucho obedecer a mi cuerpo, cada vez como menos carne pero porque me apetece menos. A mi me parece fantástico que cada uno coma lo que quiera pero como decís los dos que nadie imponga a nadie la dieta, si uno está sano y feliz, para que queremos más.

Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo de la experimentación, es necesaria la experimentación animal pero creo que las cosas se pueden hacer con respeto y sin crueldad.

Besos

lobogrino dijo...

Madre mía, donde me he metido...

Frantic: muchíísimas gracias por la aportación que sabes que siempre es bien recibida. La verdad es que visto así pienso lo mismo...
Bueno lo siento pero en lo de la comida no aplicado a mi. Aunque veo necesario que haya gente vegetariana: si todos fuésemos carnívoros en el Mercadona se acabaría enseguida...Es que la carne bien hecha me puede...
Dichosos matices de Internet...
El tema es que, siendo un total amante de los animales, a veces me resulta cuanto menos curiosas ciertas exageraciones que se hacen entorno a ellos. Nada más.
Eso y supongo que el hastío de convivir con tres en una casa minúscula y ver lo que hay que aguantar y las chorradas que hace el dueño.
Me resulta muy interesante eso que dices que no tienes mascota precisamente porque amas a los animales. Esa es una gran verdad. Mucha de la gente que compra animalitos no les tiene ningún aprecio. Totalmente.

Bruja: dichosos matices...¿Qué te puedo decir?. Bueno que me imagino a cierto perrazo que ambos conocemos comiendo matando gallinas (una de las muchas veces que lo ha hecho...) y si su instinto es ese si las gallinas son mías a mi me sale el Australopitecus Affarensis que me posee... ;) Del resto...¿qué te voy a decir?.

Bueno a las dos: que me sigue gustando la carne, que fuera del Valle de los Lobos mi dieta es básicamente carnívora (y "panívora") y que sólo iré a hacerme análisis en presencia de mi abogado...

Ah, y el articulito que me apetecía escribir (y a vosotras leer...) ya ha salido del crisol y está horneado y a punto para ser degustado por los sentidos...Hasta aquí puedo escribir...

Gracias a las dos por vuestros puntos de vista(me han ayudado a reflexionar sobre temas que siempre me habían quedado lejanos) y con los que coincido totalmente, pese a la chorrada del texto (¿pero a que tiene unos puntos divertidos?). Yo me divertí mucho escribiéndolo: que no todo tiene que ser serio y profundo...
Besos mil.

Ibn Sina dijo...

Hola, ¿qué tal? Te invito a que te pases por el Libro de la Curación y dejes un recuerdo.
No me meto a comentar tu artículo porque bastantes zarzales tengo ya en mi propio blog como para meterme en los ajenos.
Un saludo.

montina dijo...

Hola,que tal?.Te escribo unas letras para decirte que me gusta mucho tu blog,el cual he descubierto sin esperarlo,no voy a decir de casualidad xq para mi la casualidad no existe.He leido algunos comentarios sobre ti y tu blog,no hagas caso a cabezas cuadradas,cerebros cuadrados y pensamientos igual de cuadrados.A seguir pa lante,con muhas ganas y mogollon de animos.Saludos.Kike

Santo dijo...

Es posible que derechos no sea el término ortodoxo para aplicarlo a los animales...pero creo que los humanos no tenemos absolutamente ningún derecho a ejercer la brutalidad y crueldad innecesarias contra los animales. Cuando salen a la luz casos los ahorcamientos de perros,o los que son atados a los coches y arrastrados hasta que que mueren...Lo siento pero algo realmente nauseabundo está anidando en la especie humana cuando es capaz de reunir tanta maldad para ejercer una violencia de esta clase...
Violencia y crueldad que lo mismo se ejercen sobre personas que sobre animales...violencia que proviene de un fondo común:de indivíduos perturbados,embrutecidos,horriblemente vacios.Para remate los hay que incluso tranquilamente cuelgan sus "hazañas" en esta red...Sería como para hacernoslo mirar.Una cosa es comer animales y otra es deleitarse en el dolor de otro ser vivo.Puede que los animales no tengan derechos pero por mí...que la ley se emplee bien con los que cometen este tipo de actos crueles.

Un abrazo

Anónimo dijo...

¿bobada? vamos a ver... no es que los animales tengan derecho, es que el hombre tiene la obligación y la necesidad, moral y filosófica, de no causar más dolor del mínimo necesario, se llama escrúpulos, una palabra no tan reciente. No es humano ni digno el hacinamiento y las pésimas condiciones de vida y muerte que tienen los animales en la industria para maximizar el margen de beneficios, porque no tendrán conciencia solo instinto pero si saben lo que es el miedo, a su manera distinguen la felicidad y la infelicidad, esto lo sabe cualquiera que haya convivido con animales o más aun haya colaborado en refugios de protectoras, existen animales felices e infelices. Si, para un animal libre en la naturaleza la vida es dura y peligrosa pero tiene sus momentos, un animal industrializado para el consumo puede tener unas condiciones de vida aceptables si el hombre se las quiere dar, no ser el peor infierno desde que nace hasta que muere solo porque resulta más barato que darle al menos un poco más de espacio en el que moverse o sacrificarlo de forma más rápida y eficaz aunque no sea la más barata